Alquileres: El Banco Central aprobó el índice de ajuste anual para la locación de inmuebles destinados a vivienda

La fórmula para la actualización del precio de los alquileres toma en cuenta la variación del salario de los trabajadores y los índices de precios al consumidor.

Imagen del articulo

El Directorio del Banco Central de la República Argentina aprobó ayer, a través de la Comunicación B 12059, el nuevo índice para contratos de locación, conforme lo establece el último párrafo del artículo 14 de la nueva Ley de Alquileres (L. 27551).

Según lo señalado por la mencionada comunicación, los precios de los alquileres solo podrán ajustarse una vez al año, utilizando una fórmula conformada por la variación de la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE) y por la variación del índice de precios al consumidor (IPC), en la fecha en que se calcule el Índice de Contratos de Locación (ICL), a partir del año próximo.

El BCRA elaborará diariamente los ICL, que estarán disponibles en la página web oficial de la entidad, permitiendo calcular el ajuste cualquiera sea el día de inicio del contrato de locación. A partir del día 17 de cada mes y hasta el 16 del mes siguiente, ambas fechas inclusive, el ICL se actualizará de acuerdo con el factor diario (Ft), que toma en consideración las variables mencionadas.

El primer índice de actualización se fijará en julio de 2021, cuando se encuentre cumplido el primer año del contrato de locación al amparo de la nueva Ley de Alquileres.

Vale aclarar que estos índices resultan aplicables para los contratos de locación de inmuebles para uso habitacional. Las renovaciones de alquileres  de vivienda que se realicen con anterioridad a julio de 2021 deberán adecuarse a los parámetros establecidos por la nueva ley.

La Ley 27551 regula los ajustes de alquileres en su artículo 14, que establece que, en los contratos de locación de inmuebles destinados a uso habitacional, el precio del alquiler debe fijarse como valor único y por períodos mensuales, sobre el cual solo pueden realizarse ajustes anuales. En ningún caso se pueden establecer bonificaciones ni otras metodologías que induzcan a error al locatario.

Fuente: Erreius