Contribuciones patronales: tendrán reducciones las empresas privadas que contraten trabajadores que participen en programas del Gobierno

Se plantea vincular a los trabajadores participantes de programas educativos, de formación profesional y de intermediación laboral con el empleo asalariado registrado a través de una reducción de las contribuciones para el sujeto empleador que los contrate.

Imagen del articulo

Este viernes 6 de agosto se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 493/2021 por el cual el Poder Ejecutivo resolvió establecer una reducción de las contribuciones patronales vigentes con destino a los distintos subsistemas de la seguridad social, para aquellos empleadores del sector privado que contraten nuevos trabajadores que participen o hayan participado en los últimos 12 meses en Programas Educativos, de Formación Profesional o de Intermediación Laboral.

El Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social determinarán las modalidades de contratación laboral respecto de las cuales será de aplicación el beneficio.

¿En qué consiste el beneficio?

La reducción será sobre las contribuciones patronales vigentes con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, al Fondo Nacional de Empleo y al Régimen Nacional de Asignaciones Familiares.

En este sentido, el beneficio de la reducción consistirá en:

  1. Una reducción del 95 % de las contribuciones patronales correspondientes a los primeros 12 meses contados a partir del mes de inicio de la nueva relación laboral, inclusive, para el caso de contratarse una persona mujer, travesti, transexual, transgénero o una persona con discapacidad acreditada mediante certificado expedido.
  2. Una reducción 90 % de las contribuciones patronales correspondientes a los primeros 12 meses contados a partir del mes de inicio de la nueva relación laboral, inclusive, para el caso de contratar a un varón.

¿Cuáles son las condiciones para acceder al beneficio?

Los empleadores deberán, para gozar del beneficio de reducción por cada nueva incorporación de trabajador, reunir de manera concurrente las siguientes condiciones:

  • Que el trabajador contratado haya participado durante los últimos 12 meses o se encuentre participando en programas y/o políticas educativas, de formación y empleo y de intermediación laboral.
    Además, se aclaró que la ayuda económica prevista en los programas de formación podrá ser considerada a cuenta del salario del trabajador cuando acceda a una relación laboral incluida en el beneficio.
  • Que la nueva incorporación produzca un incremento neto en la nómina de personal respecto del mes inmediato anterior al de la entrada en vigencia del decreto, el cual será considerado como “período base”.

En el decreto se aclara que se considerará “incremento neto de la nómina de personal” al que surja de comparar la cantidad de trabajadores contratados en el mes devengado en que se imputa el beneficio con respecto del período base.

El beneficio es optativo para el empleador, por lo que la falta de ejercicio de dicha opción a partir del inicio de la nueva relación laboral obstará a que aquel pueda hacer uso retroactivo del beneficio por el o los períodos en que no lo hubiese gozado.

Por otro lado, se destacó que los empleadores que deseen contratar trabajadores que cumplan con los requisitos solicitados podrán identificar a través del “Portal Empleo” a quienes quieran “iniciar un proceso de búsqueda activa de empleo”.

En este sentido, se indica que el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y la AFIP desarrollarán en forma conjunta un mecanismo específico para vincular el “Portal de Empleo” con los sistemas de registración laboral existentes, de modo de generar un esquema simplificado de acceso al beneficio para los empleadores.

¿Cuáles son los programas y políticas de formación con que deben contar los trabajadores?

En los considerandos, se aclara que el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social como Autoridad de Aplicación de la Ley N° 24.013, se encuentra implementando políticas y programas de promoción del empleo, formación profesional e intermediación laboral orientados a trabajadores que presentan mayores dificultades para acceder a un empleo.

Así, dentro de tales programas y políticas se encuentran:

  • el Seguro de Capacitación y Empleo que tiene por objeto apoyar a trabajadoras y trabajadores en la búsqueda activa de empleo, en la actualización de sus competencias laborales y en su inserción en empleos de calidad.
  • el Programa de Inserción Laboral que tiene por objeto promover la incorporación de trabajadores desocupados en empleos de calidad y/o la mejora de sus condiciones de empleo, mediante la asignación de una ayuda económica mensual que podrá ser descontada de su salario por sus empleadores.
  • el Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo que tiene por objeto generar oportunidades de inclusión social y laboral para jóvenes, a través de acciones integradas que les permitan identificar el perfil profesional en el cual deseen desempeñarse, finalizar su escolaridad obligatoria, realizar experiencias de formación y/o de prácticas calificantes en ambientes de trabajo, iniciar una actividad productiva de manera independiente o insertarse en un empleo.
  • las Acciones de Entrenamiento para el Trabajo que tienen por objeto mejorar las condiciones de empleabilidad de trabajadoras desocupadas y trabajadores desocupados mediante el desarrollo de prácticas en ambientes de trabajo que incluyan procesos formativos y acciones de tutoría tendientes a enriquecer sus habilidades y destrezas.
  • el Programa Promover la Igualdad de Oportunidades de Empleo que tiene por objeto asistir a trabajadores desocupados con discapacidad en el desarrollo de su proyecto ocupacional, a través de su inclusión en actividades que les permitan mejorar sus competencias, habilidades y destrezas laborales, insertarse en empleos de calidad y/o desarrollar emprendimientos independientes.
  • el Programa Prestaciones por Desempleo que tiene por objeto brindar apoyo en la búsqueda activa de empleo, en la actualización de las competencias laborales, en la mejora de la empleabilidad y en la inserción en empleos de calidad a las personas participantes de los regímenes de prestaciones por desempleo.
  • el Plan de Formación Profesional y Continua que tiene por objeto estructurar, sistematizar e impulsar programas, proyectos y acciones desarrollados en el ámbito del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social dirigidos a mejorar las competencias, habilidades y calificaciones de trabajadores.
  • el “Portal Empleo” que consiste en una plataforma digital pública y gratuita destinada a facilitar el acceso y fortalecer la implementación de las políticas de promoción del empleo, formación profesional e intermediación laboral.

¿Quiénes se encuentran excluidos el beneficio?

El decreto determina que el empleador no podrá hacer uso del beneficio, con relación a los trabajadores que:

a. Cuenten, al momento de ser contratadas o contratados, con un trabajo registrado en el sistema de seguridad social, excluyendo a los participantes de programas de inserción laboral y de otros programas que admiten al acceso a un trabajo formal.

b. Hayan sido declarados en el Régimen General de la Seguridad Social y luego de producido el distracto laboral, cualquiera fuese su causa, sean reincorporados por el mismo empleador dentro de 12 meses, contados a partir de la fecha de la desvinculación.

c. Se contraten dentro de los 12 meses contados a partir del despido sin justa causa o por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor de otra trabajadora o de otro trabajador en relación laboral con la misma empleadora o el mismo empleador.

Asimismo, quedan excluidos del beneficio dispuesto los empleadores que figuren en el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL), por el tiempo que permanezcan en ese registro o aquellos que incurran en prácticas de uso abusivo del beneficio establecido.

Así, se define como prácticas de uso abusivoel hecho de producir sustituciones de personal bajo cualquier figura o el cese como empleadora o empleador y la constitución de una nueva figura como tal, ya sea a través de las mismas o distintas personas humanas o jurídicas, así como también cualquier otro supuesto que establezca la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)”.

En caso de incumplimiento de las exclusiones indicadas se producirá el decaimiento del beneficio otorgado y los empleadores deberán ingresar las contribuciones con destino a la seguridad social no abonadas por haberse acogido a la reducción, más los intereses y multas que pudieran corresponder.

Otras disposiciones claves:

El decreto adelantó que “el Ministerio de Economía podrá establecer cantidades máximas mensuales y anuales de nuevas relaciones laborales a las que se les podrá aplicar el beneficio previsto en este decreto y se considerará la disponibilidad en materia de ingresos presupuestarios”.

Por último, se determinó que el decreto entrará en vigencia el primer día del mes siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial y resultará de aplicación para las relaciones laborales que se inicien durante los primeros 12 meses a partir de esa fecha.

Fuente: Erreius