Se extiende la moratoria previsional hasta fin de año

El Gobierno nacional extendió el plazo de la moratoria previsional de la Ley 26.970, que vencía el 23 de julio, hasta el 31 de diciembre de 2022. ¿Qué ocurrirá si se sanciona una nueva ley? Lee esta nota y enterate más.

Imagen del articulo

El Gobierno nacional extendió el plazo de la moratoria previsional de la Ley 26.970, que vencía el 23 de julio, hasta el 31 de diciembre de 2022.

La Resolución 174/2022 de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) indica que la mencionada extensión “quedará sin efecto, de pleno derecho, si durante su transcurso entrara en vigencia un nuevo régimen para el acceso a las prestaciones previsionales, a través de un plan de regularización de deuda previsional”.

Con esta prórroga se “tiende a evitar, en lo inmediato, la interrupción del régimen especial de regularización voluntaria de deudas previsionales para trabajadoras y trabajadores autónomos y para personas adheridas al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS), con las consecuencias que podrían derivarse de ello”, indicó la ANSES.

 

¿Qué dice el proyecto en discusión?

El proyecto de la cámara alta está destinado a las personas que ya hayan cumplido o que cumplan en los próximos 2 años la edad jubilatoria (60 años las mujeres/65 años los varones) y no tienen los 30 años de aportes y autoriza el pago de los períodos faltantes de aportes hasta diciembre de 2008.

La iniciativa plantea dos escenarios posibles para acceder al beneficio: la “unidad de pago de deuda previsional”, para que aquellos que ya tengan la edad y no los años de aportes, y la “unidad de cancelación de aportes”, para quienes estén cerca de la edad jubilatoria pero sepan que no puedan acceder al beneficio por falta de aportes previsionales.

La norma prorrogada permite regularizar la falta de aportes de las mujeres que tienen entre 60 y 64 años pueden jubilarse regularizando años de aportes desde que cumplieron los 18 años hasta el 31 de diciembre de 2003.

El beneficio previsional que se otorga en el marco de la ley 26970 resulta incompatible con el goce de otra prestación previsional de cualquier naturaleza (contributiva o no contributiva) incluyendo retiros y planes sociales, salvo en el caso en que la única prestación que el titular percibe a la fecha de solicitud fuera contributiva y su importe no supere el del haber previsional mínimo vigente a la de fecha de solicitud de la prestación.

 

Pocas personas cumplirán con la edad y los años de aporte

De acuerdo a los informes que analizó el Gobierno para justificar la prórroga, en el caso de las mujeres, solo el 6,6% entre 55 y 59 años tiene entre 25 y 27 años de aportes, mientras que el 46,1% no cuenta con ningún aporte al sistema jubilatorio.

Para los hombres entre los 60 y 64 años, solo el 16% tiene entre 25 a 27 años de aportes, mientras el 17,6% no tiene ninguno.

 

Se estima que más de 1,5 millones de personas en edad jubilatoria no cuentan con los 30 años de aportes que exige la ley para acceder a ese beneficio. De ese número, 906.876 tiene aportes, pero no los suficientes, y 680.724 directamente no cuenta con aporte alguno.

 

Prórrogas sucesivas

Con el correr de los años, la moratoria previsional aprobada en 2014 también ha sufrido algunas modificaciones que limitan el acceso a esta.

En el año 2016, en el marco del Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados, mediante la ley 27260, dentro de su Título III, se prorrogó su vigencia, dado que su vencimiento operaba el 18 de septiembre de 2016.

Al respecto, en su artículo 22 dispuso que las mujeres que durante el plazo previsto en el artículo 12 de dicha norma cumplan la edad jubilatoria prevista en el artículo 37 de la ley 24241 y sus modificaciones, y sean menores de 65 años de edad, podrán optar por el ingreso al régimen especial de regularización de deudas previsionales establecido por la ley 26970.

En consonancia con ello, el artículo 15 del decreto 894, de fecha 27 de julio de 2019, reglamentario de la ley 27.260, determinó que dicho plazo vencería el 23 de julio de 2019.

En 2019, la ANSES prorrogó la vigencia de la moratoria hasta el 23 de julio de 2022 pero no alteró la denominada “fecha de corte” de 2003.

A esta moratoria pueden adherirse las mujeres que cumplan la edad jubilatoria exigida en la ley 24241, posean menos de 65 años de edad y necesiten completar los años de servicios con aportes faltantes para el logro de la Prestación Básica Universal en el SIPA, siempre que por su situación patrimonial o socioeconómica no puedan acceder a otros regímenes de regularización vigentes.

Hay que tener en cuenta que el decreto 475/21, además, permite reconocer aportes por tareas de cuidado. Facilita el acceso a la jubilación a las mujeres con hijos que están en edad de jubilarse, que no cuentan con los aportes necesarios y que agrega de uno a tres años de aportes por hijo. Es compatible con las moratorias existentes.

Así, una mujer que en 1980 cumplió 18 años, puede justificar 23 años de aportes y debe contar con 7 años entre aportes efectivos después de esa fecha y servicios por tareas de cuidado (hijos).

 

Moratoria permanente de difícil acceso

Tanto varones como mujeres disponen de otra ley de moratoria (ley 24.476), que es permanente, pero solo permite regularizar los servicios hasta el 30 de septiembre de 1993. En los hechos, implica regularizar menos años de aportes no ingresados.

En este caso, los períodos a incluir deben estar comprendidos entre el 1 de enero de 1955 al 30 de septiembre de 1993 y desde los dieciocho 18 años de edad. La deuda podrá cancelarse de contado o en un plan de hasta 60 cuotas, cuyos importes se adecuarán semestralmente mediante la aplicación del índice de movilidad.

Suscripción Laboral

Fuente: Erreius