Los empleados públicos realizarán teletrabajo hasta el 31 de marzo

Lo decidió el Gobierno Nacional como medida preventiva, ante el incremento sostenido de casos de COVID-19.

Imagen del articulo

La Jefatura de Gabinete de Ministros dispuso, mediante la Decisión Administrativa 280/2021, la estricta y prioritaria prestación de servicios mediante la modalidad de trabajo remoto para los agentes de todas las jurisdicciones, organismos y entidades del Sector Público Nacional, desde hoy y hasta el 31 de marzo de 2021 inclusive.

La medida incluye expresamente a los trabajadores de la Administración Central y los Organismos Descentralizados, comprendiendo en estos últimos a las Instituciones de Seguridad Social y a las entidades públicas no estatales.

La o el titular de cada jurisdicción, organismo o entidad determinará los equipos esenciales que deberán prestar funciones en forma presencial, en tanto se trate de áreas críticas de prestación de servicios indispensables para la comunidad y para el correcto y normal funcionamiento del Sector Público Nacional. Las y los titulares de las Empresas y Sociedades del Estado, definirán los equipos de personal y sectores que realizarán actividades remotas.

Quedarán excluidos de esta medida:

  • Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos G. Malbrán” (ANLIS)
  • Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT)
  • Personal de las Fuerzas de Seguridad Federales, de las Fuerzas Armadas y del Servicio Penitenciario Federal
  • Personal de salud y del sistema sanitario
  • Personal del cuerpo de Guardaparques Nacionales y del Sistema Federal de Manejo del Fuego
  • Dirección Nacional de Migraciones
  • Registro Nacional de las Personas (RENAPER)

Si se estableciera la modalidad de trabajo presencial de equipos o sectores, el organismo deberá contar con un protocolo de actuación que garantice las condiciones de salubridad para el personal en el marco de las medidas sanitarias vigentes y las que en el futuro se dicten.

La norma invita a adoptar medidas similares al Poder Judicial, al Poder Legislativo, a las Provincias, al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los Municipios y al Sector Privado.

Entre sus fundamentos, la norma manifiesta que la situación epidemiológica indica un incremento sostenido de casos de Coronavirus (COVID-19), tornando necesario la adopción de medidas preventivas a los fines de brindar la mejor protección a las personas involucradas, evitando en todo lo posible que se vean afectadas las relaciones laborales y las prestaciones de servicios del Estado Nacional.

 

 

Fuente: Erreius