Rechazan cautelar solicitada por un padre para cambiar a su hijo del colegio al que lo había inscripto la madre

Imagen del articulo

La Sala J de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil rechazó una medida de no innovar solicitada por un hombre para que su hijo permanezca en el mismo jardín de jornada simple y que no deba cambiarse al de jornada completa al que había sido inscripto por la madre.

El padre solicitó el dictado de una medida al sostener que no había necesidad alguna en la implementación de una jornada doble, porque él podía cuidarlo por la mañana. 

La resolución de primera instancia rechaza la medida, por lo que el actor interpuso recurso de apelación. La Defensora de Menores ante la Cámara propició la desestimación del recurso.

Al analizar el caso “L., G. A. c. C., A. J. s/Medidas precautorias”, las camaristas Beatriz A. Verón y Gabriela M. Scolarici recordaron que la noción de “interés superior del niño” representa el reconocimiento del menor como persona, la aceptación de sus necesidades y la defensa de los derechos de quien no puede ejercerlos por sí mismo. Los jueces deben apreciar y determinar tal “interés” en concreto, de acuerdo con las circunstancias singulares del caso.

Este principio conforma una pauta de decisión ante un conflicto de intereses, que proporciona una pauta objetiva que permite resolver los conflictos del niño con los adultos que lo tienen bajo su cuidado. La decisión se define por lo que resulta de mayor beneficio para el menor. De esta manera, frente a un presunto interés del adulto, se prioriza el del niño”, explicaron.

Por tanto, agregaron, “la decisión se define por lo que resulta de mayor o de mejor beneficio para el menor, sin perjuicio de que se contemplen los intereses y afectos de los padres en cuanto no se opongan a los de los hijos”.

A tenor de ello y sin desmedro de señalar que el 'superior' o 'mejor' interés de los niños puede valorarse también como complementario e interrelacionado con los intereses del resto de los miembros de la familia, en el caso, al tener en cuenta la importancia que reviste la escolarización F., se percibe más beneficioso a los intereses de aquél, impedir la posibilidad de que se pierda la vacante conseguida en el Jardín Escuela N° 3 J. I. N 'B', Sala de 4, en la modalidad de jornada completa, de estarse a las dificultades que se presentan para acceder a la misma en el sistema de educación pública dependiente del GCBA”, remarcaron.

Es que representa ello el mejor modo en que su derecho a la educación, puede tutelarse. Más aún, cuando tal beneficio contempla, también, intereses de los progenitores, vinculados en razones laborales y en la cercanía del instituto ejecutivo, al domicilio de ambos”, señalaron los jueces.

Por otra parte, no dejaron escapar una circunstancia relevante del caso, cuyo análisis consideraron imprescindible: “la doble escolaridad que motiva las quejas del recurrente, en la actualidad, se ha visto condicionada por los protocolos que, con arreglo a las distintas medidas de seguridad y etapas previstas por las autoridades sanitarias de CABA, se aplican para las clases en nivel de escolaridad inicial en los establecimientos educativos dependientes del GCBA; protocolos que se encuentran en revisión permanente en función de la evolución y de la nueva información de que se disponga con respecto a la pandemia en curso".

Ciertamente, esta prominente circunstancia ha alterado el normal desenvolvimiento del ciclo lectivo 2021, el que se desarrollará, por ahora, de acuerdo a un cronograma de 'presencialidad' limitada -escalonada y progresiva-, muy distinto al tenido en cuenta por el padre al requerir la medida cautelar desestimada”, remarcaron.

“Desde tal piso de marcha y por advertir que similares protocolos también han de influir en el tareas laborales que, en su condición de docente, cumple el accionante, cabe concluir que los postulados de la pretensión recursiva del padre no merecen atención, en tanto no convencen de que la denegatoria de la medida importe una insalvable limitación del ejercicio de los deberes y derechos derivados de la responsabilidad parental, que afecte de manera irremediable el vínculo paterno, por vulnerar el contacto de F. con su progenitor”, concluyeron al confirmar la resolución.

En el artículo “Análisis del 'interés superior del niño' a treinta años de la Convención sobre los Derechos del Niño”, publicado en Temas de Derecho Civil, Persona y Patrimonio de Erreius, Alejandro Sanjuan explicó que “el reconocimiento del interés superior del niño como norte de toda decisión resulta la clave del sistema iniciado por la Convención, pues ubica a los niños, niñas y adolescentes en el centro de todas las cuestiones familiares, sociales y políticas”.

En el caso del interés superior del niño se trata de un concepto amplio, flexible y abstracto que deberá analizarse según las características del caso concreto. A su vez, constituye un concepto dinámico que abarca diversos temas de la niñez que se encuentran en constante evolución. Es decir que se debe determinar el mejor interés de un niño o grupo de niños en el caso particular, en un momento determinado”, agregó el especialista.

En este contexto, el principio del interés superior del niño constituye una herramienta clave a la hora de analizar, interpretar o resolver casos jurisdiccionales, así como al tiempo de elaborar leyes o disposiciones administrativas que involucren a los niños, niñas y adolescentes, pues se mantiene como norte hacia el que se debe guiar toda actividad que los pueda afectar.

Fuente: Erreius