Declaran a una puma rescatada como “sujeto de derecho no humano”

Imagen del articulo

El Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Penal Juvenil, Contravencional y de Faltas n° 3 de la Ciudad de Buenos Aires declaró sujeto de derecho al animal no humano a “Lola Limón”, de la especie puma concolor, de 3 años y 6 meses.

El fallo Ledesma Diego Alberto s/ ley de protección al animal. Malos tratos o actos de crueldad, que le brinda protección judicial por ser reconocida como “ser sintiente”, marca un nuevo precedente ya que es la primera vez que la Justicia declara a un felino bajo dicha denominación.

El animal fue rescatado de una vivienda en el barrio porteño de Mataderos y luego trasladado al Ecoparque porteño. “Lola" fue el nombre que le puso la familia que la adoptó, luego de sostener que la habían encontrado moribunda en la ruta, cerca de Santiago del Estero.

El fiscal Carlos Fel Rolero Santurian, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), desestimó la comisión del delito de maltrato animal contra el propietario de la finca donde fue encontrada Lola, al constatar que "el puma se encontraba en buenas condiciones de salud y mantenimiento" y se prosiguió la "continuidad de las actuaciones administrativas por la tenencia irregular o ilegal del ejemplar".

Además, pidió que se la declare sujete de derecho al ser sintiente y se disponga su libertad total, libre de cualquier medida o restricción legal.

 

La resolución judicial

La jueza Carla Cavaliere recordó que el Código Civil y Comercial de la Nación le otorga a los animales el carácter de cosas muebles, sin discriminarlos respecto de otros sujetos de distinta naturaleza. “En el ámbito legal del Derecho Privado no es posible encontrar una respuesta satisfactoria a la cuestión”, detalló.

También mencionó a Declaración Universal de los Derechos de los Animales y la ley nacional 14.346 que les otorga la posibilidad de ser susceptibles víctimas de “actos de crueldad”.

Además, citó la jurisprudencia que sentó el caso de la orangutana Sandra, que en 2015 fue el primer ejemplar de simio del mundo en ser declarada "persona no humana" y fue reconocida como "sujeto de derecho, como parte de la obligación de respeto a la vida y de su dignidad como ser sintiente".

La sentencia también le otorgó la custodia definitiva de Lola Limón a la Unidad de Proyectos Especiales del Ecoparque Interactivo de la Ciudad de Buenos Aires, tal como se había requerido.

En este punto, se tuvo en cuenta que el Ecoparque tiene un Centro de Rescate de Fauna Silvestre y que allí "se trabaja con la finalidad de conservación de especies de felinos sudamericanos, para lo cual Lola Limón puede ser utilizada como modelo experimental de ejemplares de la especie puma concolor".

Se cree que no podrá ser reingresada a su ambiente natural porque, para los especialistas, una futura liberación es imposible porque la puma, a pesar de que caza, corre, salta y trepa como cualquier ejemplar de su especie, cuando ve humanos los busca para jugar. Esto último podría ser peligroso si la liberaran porque, aunque no es agresiva, conserva su naturaleza salvaje.

 

 

Antecedentes

En base a la Declaración Universal de 1977, existen otros fallos innovadores en Argentina que garantizan la libertad, dignidad y respeto a la vida de los animales, como el de la orangutana Sandra, la chimpancé Cecilia y la elefanta Mara.

En esos casos, se definió el traslado de los ejemplares a grandes santuarios. En el caso de la orangutana Sandra, fue llevada al Center of Great Apes de Wachula (Estados Unidos), la chimpancé Cecilia permanece en el Santuario Grandes Primates de Sorocaba (Brasil) y la elefanta Mara vive en el Santuario para Elefantes de Mato Grosso (Brasil).

La provincia de Jujuy aprobó a mediados de julio una ley busca mejorar el cuidado y protección de los animales de compañía. Desde la sanción de esta norma los animales son considerados como "seres sintientes", se desestimó la eutanasia como medida de control poblacional y se ordenó la creación de un registro de personas que maltraten animales.

En la actualidad, organizaciones que buscan proteger los derechos de los animales buscan impulsar un proyecto de ley a nivel nacional para considerarlos como “seres sintientes”.

 

Avance firme

En el artículo “Derecho animal. Historia, jurisprudencia y normativa en Argentina y en el mundo”, publicado en Temas de Derecho Civil, Persona y Patrimonio de Erreius, Yanina Marchese explica que “persona no humana es una figura nacida para defender los derechos de especies con elevadas capacidades cognitivas y gran inteligencia”.

“Aún nos falta mucho por hacer y por aprender respecto de los animales, sus necesidades y cómo ayudarlos en el día a día y desde el derecho”, añadió.

“Aunque muchas veces nos parezca lento el avance, sin dudas que se hace de manera firme y la diferencia que se marcó en estos últimos años respecto de la vida de los animales no humanos no tiene precedentes”, enfatizó.

 

#ErreiusResponde “PROTECCIÓN JURÍDICA DE LOS ANIMALES NO HUMANOS (ANH) EN ARGENTINA

 

Fuente: Erreius