¿Puede ANSES negarse a iniciar un expediente?

Imagen del articulo

Por NADIA G. GARCÍA (*)

 

¿PUEDE ANSES NEGARSE A INICIAR UN EXPEDIENTE?

I - INTRODUCCIÓN

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) es un organismo descentralizado actuante en la órbita de la Secretaría de Seguridad Social (SSS) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS).

Conforme el artículo 1 de la ley 19549, “las normas del procedimiento que se aplicará ante la Administración Pública Nacional centralizada y descentralizada, inclusive entes autárquicos, con excepción de los organismos militares y de defensa y seguridad, se ajustarán a las propias de la presente ley y a los siguientes requisitos...”.

Es decir, la ANSeS queda sometida a las normas de procedimiento de la ley 19549 y su decreto reglamentario 1759/1972 (t.o. 2017).

Para que no queden dudas, el decreto 722/1996, en su artículo 1, dispone: “En el ámbito de la Administración Pública Nacional centralizada y descentralizada serán de aplicación únicamente los procedimientos establecidos por la ley nacional de procedimientos administrativos 19549 y por el Reglamento de Procedimientos Administrativos aprobado por decreto 1759/1972”.

Es decir, esta es la única normativa aplicable al procedimiento administrativo ante la ANSeS.

II - RECHAZO DE ANSES AL INICIO DEL EXPEDIENTE

Desde hace un tiempo, afiliados y abogados notaron que por distintas razones, que incluyen interpretación normativa y aspectos formales, los iniciadores se rehúsan (de hecho) a dar inicio a las actuaciones, lo que implica un rechazo de hecho que vulnera toda la normativa de procedimientos mencionada y atenta contra derechos constitucionales.

Conforme el artículo 3 del decreto reglamentario, “el trámite administrativo podrá iniciarse de oficio o a petición de cualquier persona humana o jurídica, pública o privada, que invoque un derecho subjetivo o un interés legítimo; estas serán consideradas parte interesada en el procedimiento administrativo. También tendrán ese carácter aquellos a quienes el acto a dictarse pudiera afectar en sus derechos subjetivos o intereses legítimos y que se hubieren presentado en las actuaciones a pedido del interesado originario, espontáneamente, o por citación del organismo interviniente cuando este advierta su existencia durante la sustanciación del expediente”.

Es decir, cualquier persona tiene derecho a que se le de inicio a su trámite, mediante simple petición, invocando un derecho subjetivo como lo son los que se invocan ante la ANSeS.

Asimismo, el artículo 5, inciso d), del Anexo I del citado decreto prescribe que el órgano competente dirigirá el procedimiento procurando señalar, antes de dar trámite a cualquier petición, los defectos de que adolezca, ordenando que se subsanen de oficio o por el interesado dentro del plazo razonable que se fije.

El procedimiento del artículo 5 impone a la ANSeS considerar la presentación y comunicar los defectos de que adolezca. Los defectos deben ser subsanados de oficio, si esto fuera posible, de lo contrario, se deberá otorgar un plazo razonable para que sean subsanados por el solicitante, a través de lo que se denomina “Deberá”.

La negativa a dar inicio a las actuaciones formulada por el iniciador de la ANSeS vulnera los principios que rigen el procedimiento administrativo e importan una denegatoria de hecho que atenta contra los derechos involucrados.

 

¿Sabes qué es el instituto del "inicio bajo insistencia" y cómo funciona?

Es la herramienta que permite al titular o su apoderado recomponer el derecho vulnerado y peticionar a las autoridades, ser oídos y obtener así una decisión fundada en un acto administrativo.

 

Este contenido forma parte de Temas de Derecho Laboral y de la Seguridad Social de Erreius. Si sos suscriptor, podés ingresar al artículo completo haciendo clic acá.


Si aún no sos suscriptor, podés ingresar al artículo completo haciendo clic acá

 

(*) Abogada. Doctora en previsión social y derechos humanos. Docente de grado y posgrado

Fuente: Erreius